Inicio / Todas / Notas de Opinion / No estamos solos…

No estamos solos…

Escribe Alejandro Novas. En el breve relato de Don Rodolfo Kremps sobre preguntas que nos hemos hecho y hacemos sobre el Cosmos, los ET. Y los avistajes que hoy en 2024 comprobamos en todo el mundo, nos propusimos dar a conocer parte de su obra. Esta lectura nos aportará, no lo dudamos, aire puro, oxígeno para el alma, porqué no intuición, para encontrarnos con relatos de nuestros propios ancestros, oxígeno para el alma. Son valores que vienen de 2000 años atrás. Los mismos que dejara Jesús, casi olvidados en esta sociedad sumida en el consumo, el exitismo, tan dormida y olvidada de su legado, la que envuelta en la vorágine de la velocidad, el estrés, y el miedo (es que la pandemia ha dejado huellas), que no nos permite ver la importancia de cada minuto y la importancia de la vida, en todas sus formas sobre nuestro planeta.

Esperamos que sea de su agrado.

«Quienes son nuestros hermanos de «ERKS», Capilla del Monte, Córdoba. Argentina.

Se conoce con el nombre de «ERKS» a una ciudad intraterrena ubicada en la República Argentina, más precisamente en la provincia de Córdoba. Esta ciudad es una ciudad física, no es una ciudad etérica, y «ERKS», es una denominación puramente humana.

Denominación puramente humana significa, que es el nombre con el cual los seres humanos la han identificado, más ese nombre nada tiene de sagrado o de algún significado trascendente que se le quiera dar.

ERKS, siendo una ciudad física, material, existe en esta dimensión de la creación que nosotros percibimos sensorialmente. Se encuentra a un promedio de 500 metros de profundidad y abarca el cerro Uritorco, el cerro Colchaquí y el cordón montañoso del cerro Pajarillo.

La parte más cercana a la superficie de esta ciudad se encuentra en lo que nosotros denominamos «El Refugio» sito en Quebrada de Los Luna».

Por supuesto, no es posible encontrar esta ciudad cavando en la tierra, como si se tratara de la búsqueda de una ciudad arqueológica, ni tampoco se encontrarán rastros de cimientos ni herramientas utilizadas para su construcción.

Los seres que habitan ERKS, son seres pertenecientes a los que llamamos La Hermandad Blanca.

La Hermandad Blanca está constituida por seres humanos de distintas épocas de la Humanidad, de hace miles de años, con una longevidad bastante mayor a la nuestra, y cuya conciencia, manifiesta la conciencia cósmica, por eso se llama «blanca».

Es importante recordar, que los seres de esta hermandad son los que se presentan a los Apóstoles, cuando, después de resucitar, Jesús es elevado a los cielos en una «nube». Estos seres de acuerdo al Nuevo Testamento (Hechos de los Apóstoles), le explican a quienes están viendo, como a Jesús lo recibe una «nube» ocultándose de sus ojos, que el Jesús que ellos están viendo irse en ese momento, volverá de la misma manera en que lo ven yéndose.

Estos varones de vestiduras blancas, que aparecen en los Evangelios dando una información crucial, revolucionaria e incomprendida por mucho tiempo, acerca del futuro regreso de Jesús, nos están revelando a los seres humanos, que así como se fue en una «nube», regresará en una «nube».

Estos seres son los que habitan «ERKS» (entre otras ciudades subterráneas del planeta), y conviven con las «nubes» de los hermanos del Cosmos. Ellos son, evidentemente, nuestros hermanos, no sólo porque son humanos, sino sobre todo por la ayuda a la especie humana de la Tierra en el despertar que implica el Plan Cósmico.

Los «hermanos» del Cosmos pertenecen a unos 200 mundos de nuestra galaxia, cuyas civilizaciones están participando en el Plan Cósmico para el planeta Tierra y su humanidad. . Ellos, entre varias bases, tienen una en la ciudad de ERKS, y la Hermandad Blanca colabora con ellos.

Estos hermanos, interactúan con nosotros en las formas, momentos y tiempos que consideran oportunos.

Además del avistamiento de sus naves, otras de las formas muy comunes de estos hermanos se hacen presentes en este planeta es cuando dejan ver en las fotos sus «caneplas» de monitoreo. Estas «caneplas» corrientemente no pueden ser vistas por el ojo humano.

¿A qué me refiero cuando hablo de «caneplas»?, pienso que es buena analogía serían  los «drones». Actualmente la tecnología humana tiene la capacidad de producir los llamados «drones» para uso militar, para filmar, para fotografiar y también hobby. Estos vehículos pequeños, que vuelan sin necesidad de tripulación, que pueden fotografiar y hacer varios registros de las zonas sobre las cuales vuelan, siendo los drones dirigidos a distancia. Una «canepla» sería como imaginarse a un «dron» infinitamente más sofisticado desde todo punto de vista.

Otra de las características de las caneplas, es que, eventualmente, se pueden ver caras en ellas, ésta es otra sutil manera en que estos seres se dejan ver, muestras sus formas y avanzan en el contacto.

Asimismo, cuando el ser humano se encuentra recorriendo el camino del despertar, su cercanía y hermandad se expresa de diversa manera.

Ahora bien, es necesario tener algunas aclaraciones con respecto a la forma de verlos o hacer contactos con ellos, y también a la manera de «llegar» a la Ciudad de ERKS o de conocer su realidad ya que éste es un terreno propicio para el fraude, el engaño, la manipulación y la apropiación de nuestros ahorros e ingenuidad, mientras creemos que estamos haciendo contacto con nuestro «niño Interior», sanando los errores de vidas pasadas, del ego, y varios ítems más.

Es fundamental comprender, que si alguien te dice que te llevará a ver las «naves» de estos seres, porque él puede convocarlos, no lo debes seguir. Nadie puede hacer una excursión para ver naves como si fuera ir de pesca, nadie puede convocarlos a su arbitrio. Por supuesto que se pueden ver, porque ellos se dejan ver: el contacto es de ellos a nosotros y no de nosotros a ellos.

Asimismo, si alguien te dice: te llevo a la Ciudad de ERKS, o te llevo a ver los PORTALES DE LA CIUDAD DE ERKS cuando lo crean conveniente, ya que nadie te puede decir que sabe dónde están esos portales como si fueras al supermercado.

Estos hermanos de ERKS y del Cosmos, verdaderamente existen, y su relación con nosotros no es casualidad. Está estrechamente vinculada a la compatibilidad mental entre ellos y nosotros, pero ATENCIÓN, porque la esencia de esa compatibilidad está dada por instrucciones que llamamos «espirituales» y que fueron reveladas hace milenios a la conciencia humana de la Tierra.

No habrá compatibilidad ni hermandad de conciencia, si el ser humano ignora que la vida verdadera está en la conciencia cósmica.

Cada vez será más difícil negar la existencia de seres y civilizaciones que provengan del espacio exterior.

Ya desde hace un tiempo, las manifestaciones extraterrestres se hacen cada vez más asiduas. Al mismo tiempo, no sólo por nuestra tecnología sino, sobre todo es su voluntad, dejan que los veamos un poco más a ellos mismos.

Quizás lo más incomprensible de todo esto, es que ellos se presenten como nuestros hermanos, pero eso precisamente, es lo más profundo, significativo y hermoso, de esta maravillosa historia que junto a ellos, estamos viviendo todos los seres humanos del planeta Tierra».

 

Transcripto del libro «Nuestros Hermanos de ERKS y nuestros Hermanos del Cosmos»

Terminó de imprimir en marzo de 2015.

Artes Gráficas Helvetia

Avenida Vicente López 1785. Quilmes – Provincia de Buenos Aires.

 

Hasta Siempre Hermano querido!

Mira también

Hoy y Mañana La Banda Sinfónica de la Ciudad de Buenos Aires en la Facultad de Derecho

Viernes 12 de julio a las 19:00 hs   El concierto sinfónico será en el Salón …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *