Inicio / Todas / POR SIEMPRE SARA FACIO, ICONO DE NUESTRA CULTURA ARGENTINA

POR SIEMPRE SARA FACIO, ICONO DE NUESTRA CULTURA ARGENTINA

Sara Facio

LA GRAN FOTÓGRAFA ARGENTINA

El faro para conocer a nuestros escritores, nuestros momentos históricos más perturbadores, momentos bisagras, allí el ojo inequívoco de Sara Facio. El Ojo de Ulises. El flash como un tiro con arco, Justo, Humano. Confirmó su muerte la Fundación María Elena Walsh, que dirigía. » Desde la Fundación despedimos a nuestra muy querida fundadora y presidenta honoraria Sara Facio» » Seguiremos fieles a sus convicciones, honrando el camino que ella nos marcó». Expresaron en sus redes.

Sara Facio Graduada en la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1953, recibió una beca del gobierno francés para estudiar historia del arte.  No viajó sola, lo hizo con otra figura: Alicia D’Amico. Ambas perfectas desconocidas para el público. Viajaban sin saber que ese viaje cambiaría sus vidas. Así comienza la historia. Dos amigas que se compran una máquina de fotos para pasar el tiempo, bajo la mirada profesional de un tío de Alicia. Así comenzaba un camino sin retorno.

Sara se integró al estudio de otra gran fotógrafa: Anne Marie Heinrich, a su regreso de Europa. A poco fundó La Azotea, con María Cristina Oribe, una difusora  y editorial fotográfica dedicada a la difusión del arte fotográfico. En 1976 en Humanario publica sus fotografías tomadas en institutos psiquiátricos. Su arte y el blanco y negro dan cuenta de un mundo fantasmático, casi obsceno a los ojos de un público que la descubre y consagra.

Funda en 1979 el Consejo Argentino de Fotografía y lo hace con Alicia D’Amico, Eduardo Comesaña, Andy Goldstein, María Cristina Orive y Anne Marie Heinrich con Juan Travnik.

Su objetivo: el estudio y la difusión de la fotografía nacional, interactuando con la producción de origen internacional. Reconocida en todo el mundo, Sara recorre con su cámara acontecimientos únicos en la historia, emblemáticos, como fotógrafa, editora y curadora. Fue quien cubrió el funeral de Estado de Juan Domingo Perón. Yo quiero a la gente, repetía. Podía tratarse de una multitud, o de una foto representativa de un ícono, como Julio Cortázar. Quien no lo recuerda con el cigarrillo y detrás un muro como escenario, a Pablo Neruda en Isla Negra, a Severo Sarduy, a Roa Bastos, a Olga Orozco y su ternura, a la jovencísima Alejandra Pizarnik, casi incómoda en su rol de modelo fotográfico… sólo pudo abordarla la magia de Sara, su ternura y maestría. Captada para cuando necesitemos verla en sus poemas y más. Ella, Sara, lo intuía?. Las fotos de María Elena, su María Elena, a la que amó y cuidó, el libro Retrato de una artista libre, lo describe. Y suma más admiración a ambas. «Yo iba adelante con los faroles, que me critiquen, que digan lo que se les antoje». Dicho y hecho, Sara, feminista, Sara un volcán que nadie acalló y nos llenó de Gracia.

Dirigió: La Fotogalería del Teatro San Martín de Buenos Aires, Museo Nacional de Bellas Artes, creó la colección fotográfica de Patrimonio Nacional. Donó 50 obras de su colección personal, Donó todos sus libros de fotografía a la Biblioteca del Museo Nacional de Bellas Artes. Sara y sus claroscuros. Nunca utilizó fash, ni iluminación especial. Se tomaba selfies, para completar el rollo, decía.

Bella, inmensa, la tenemos aquí, aunque esté viajando para encontrarse con su amor, que también la espera. Hasta cada momento Sara Facio, no queremos decirte adiós.

Mira también

Hoy y Mañana La Banda Sinfónica de la Ciudad de Buenos Aires en la Facultad de Derecho

Viernes 12 de julio a las 19:00 hs   El concierto sinfónico será en el Salón …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *