Inicio / Todas / Noticias de la ciudad / HOMENAJE A LA DOCTORA EUGENIA SACERDOTE DE LUSTIG

HOMENAJE A LA DOCTORA EUGENIA SACERDOTE DE LUSTIG

Falleció la doctora Eugenia Sacerdote de Lustig                                 

 

Nacida en 1910 en Italia, fue la primera médica en probar la vacuna poliomielítica en Argentina. Hasta que sus ojos se lo permitieron, siguió trabajando en el Instituto Roffo del barrio Agronomía, donde  investigaba sobre la relación del Mal de Alzheimer y el cáncer. El 15 de noviembre pasado el Senado dela Naciónle otorgóla Medalladel Bicentenario como personalidad distinguida del país.

 

El domingo 27 de noviembre, falleció a los 101 años la doctora Eugenia Sacerdote de Lustig. Tomando su apellido, podemos decir que su vida  fue un sacerdocio al servicio de la investigación científica.

 

Había nacido el 9 de noviembre de 1910, Turín, Italia,  y 1929 decidió estudiar medicina en Italia, en una época en que las mujeres no estudiaban dicha carrera. Junto a su prima hermana Rita Levi-Montalcini (premio Nobel de Medicina 1986) fue una de las cuatro mujeres que lo hicieron. Su carrera fue dificultosa, aun así quedó seleccionada junto con tres personas más como ayudante de la cátedra de histología enla Universidadde Turín, por el profesor Giuseppe Levi. La llegada del fascismo al poder hizo que emigrara con su esposo y su hija a Argentina.

 

Eugenia Sacerdote de Lustig, fue la primera en probar la vacuna poliomielítica en Argentina. Sus trabajos en el Instituto Roffo y en el Instituto Malbrán superaron las 180 publicaciones científicas.

 

Lustig trabajó hasta que un tumor en el ojo se lo impidió, en momentos en que estaba investigando la relación del Mal de Alzheimer y el cáncer.

 

Durante su carrera científica, produjo muchos artículos, recibió premios y nunca le gustó hablar demasiado de los honores. Dejó como legado un testimonio de su vida para que sus nietos supieran cómo fuela Italiadel fascismo. Pero lo que iba a ser un texto familiar fue pasando de manos y se convirtió en un pequeño libro: De los Alpes al Río dela Plata, editado por Leviatán.

 

Eugenia Sacerdote de Lustig, nunca dejó de actualizarse. En un reportaje realizado en  2007, contó que tenía un equipo de música junto al sillón, donde oía libros con la misma voracidad con la que antes leía. Primero acudió a la biblioteca de ciegos argentina, “allí sólo tienen 600 títulos y ya agoté todo lo que me interesaba. Entonces recurrí a la italiana, que incluye diez mil volúmenes. También estoy curiosa por conocerla Historiadel Islam. Sé tan poco sobre este tema”, declaró la doctora Lustig en aquella entrevista.

 

Por iniciativa de la senadora María Eugenia Estenssoro, el 15 de noviembre pasado,la Cámara Altale rindió un homenaje a Secerdote de Lustig por su trayectoria como científica y como mujer. En el acto se le hizo entrega dela Medalla Conmemorativadel Bicentenario dela Revoluciónde Mayo 1810-2010, que concede el Senado dela Nacióna personalidades distinguidas dela República Argentina, en reconocimiento a la trayectoria.

 

En un reportaje concedido a la revista  Mundo Hospitalario en 2006, Eugenia Sacerdote de Lustig declaró:

“Cada día importan más las ganancias. Y por eso los médicos están muy explotados, se les paga una miseria y muchas veces tienen que correr de un lado para otro, con el costo de tener que visitar a un montón de pacientes por día. Los grupos privados no ayudan mucho, o se ayudan a sí mismos”.

 

“Creo que habría que mejorar fundamentalmente en materia de prevención. Prevención en cáncer, en enfermedades infecciosas. Muchas más campañas de las que se hacen serían muy útiles”, explica Lustig, que enseguida agrega: “Hay que defender al hospital público a toda costa, porque es la única forma de salvar a mucha gente que lo necesita, que no puede pagar. Por otra parte, la mayoría de los futuros médicos prefieren trabajar en el hospital porque se aprende mucho. El hospital público es muy bueno; desgraciadamente no tiene mucho apoyo, pero es muy bueno”.

 

Premios obtenidos

 

1967 – Premio “Mujer del Año de Ciencias”.

1977 – Premio A. Noceti y A. Tiscornia dela Academia Nacionalde Medicina.

1978 – Premio Benjamín Ceriani porla Sociedadde Cirugía Torácica

1979 – Premio otorgado porla Sociedadde Citología

1983 – Diploma al mérito en genética y citología dela Fundación Konex

1984 – Premio Barón otorgado por el Lalcec

1988 – Premio Alicia Moreau de Justo

1991 – Premio José Manuel Estrada otorgado por el Arzobispado de Buenos Aires

1991 – Premio Trébol de Plata por el Rotary International.

1992 – Premio Hipócrates ala Medicinaotorgado porla Academia Nacionalde

Medicina de Buenos Aires

2003 – Mención especial en ciencia y tecnología dela Fundación Konex

2004 – “Ciudadana ilustre dela Ciudadde Buenos Aires”

2011 – “Medalla Conmemorativa del Bicentenario dela Revoluciónde Mayo 1810-2010”,

del Senado dela Nación Argentina, por su trayectoria científica.

Subir

 

 

 

Web    www.parquechasweb.com.ar

Mira también

ILUSTRACIONES ORIGINALES…

De tapas, ilustraciones originales de portadas de revistas   La muestra "De tapas" exhibe las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *