Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / «Leonardo y su musa» MONUMENTO DE LA CIUDAD A LEONARDO FAVIO EN VILLA CRESPO

«Leonardo y su musa» MONUMENTO DE LA CIUDAD A LEONARDO FAVIO EN VILLA CRESPO

El 30 de marzo de 2023, en la intersección de Vera y Avenida Corrientes en Villa Crespo, se inauguró una escultura monumental en honor a Leonardo Favio, el aclamado actor, cantautor, director de cine y guionista argentino que dejó un legado indeleble en la cultura nacional. La obra, titulada «Favio y La Musa», de casi cinco metros de altura, es una representación conmovedora que captura la esencia creativa del legendario Favio, acompañado por una musa inspiradora. El escultor Eric Dawidson, cuyo vínculo personal con Favio lo llevó a concebir esta obra, expresó que su objetivo era sintetizar la profunda relación del cineasta con el cine y la música.

Nicolás, el hijo de Favio, compartió su emoción al ver la estatua por primera vez, destacando cómo reflejaba el espíritu y la dedicación de su padre a su arte. Su autor reveló que la idea de la escultura surgió de su admiración personal por Favio y su deseo de rendirle tributo en el espacio público. La realización de la escultura incluyó la participación de los bailarines Natalia Pelayo y Hernán Piquín, quienes posaron como Favio y la Musa, respectivamente, para que Dawidson pudiera capturar la dinámica entre el artista y su inspiración. La musa sobrevuela en segundo plano al hombre, que entrecierra los ojos, megáfono en mano, en pleno rodaje; y le susurra al oído.

La iniciativa de erigir esta estatua en honor a Leonardo Favio surgió de Dawidson, quien desde joven se sintió profundamente conectado con la obra y el legado del cineasta. Decidido a plasmar esa admiración en una obra tangible, Dawidson se embarcó en el desafío de capturar la esencia de Favio y su relación con el arte. Inspirado por la musa que parecía guiar los pasos creativos del director, Dawidson modeló la escultura con el propósito de transmitir esa inspiración y creatividad a quienes la contemplan.

La colaboración de los bailarines que protagonizaron el filme «Aniceto» de Favio, añadió una capa de autenticidad al proceso creativo. Posando como el propio Favio y su musa, estos artistas ayudaron a Dawidson a capturar la esencia dinámica y emocional del cineasta en su trabajo. Cada detalle de la escultura, desde la postura de los personajes hasta la expresión en sus rostros, refleja la profunda conexión entre el artista y su musa inspiradora.

«Favio y La Musa» enriquece la historia cultural de Villa Crespo y de la ciudad. Esta obra se convierte en un punto de encuentro, un lugar donde la inspiración y la creatividad de Leonardo Favio perduran en el tiempo, recordándonos la importancia del arte como motor de la identidad y la historia de un pueblo.

Mira también

¡Muy feliz 25 de mayo!

Un día como hoy, hace más de dos siglos, comenzó la Revolución de Mayo, que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *